viernes, 12 de diciembre de 2014

Presentación del proyecto en el ciclo "Nuevas tendencias"

En el marco del ciclo Las nuevas tendencias de la literatura argentina. El estado de las políticas culturales - Segundo año (2014), organizado por la SADE y el Centro Cultural de la Cooperación, Lucila Cordone y Pablo Ingberg participaron de la mesa “Las problemáticas de los traductores de literatura en Argentina” junto con los traductores Alejandro González y David Jacobson y con la coordinación de Santiago Alonso.
Lucila Cordone y Pablo Ingberg comenzaron exponiendo sobre diversos aspectos del proyecto de ley de traductores, tema que, a partir del interés inmediato suscitado en el público –muy participativo desde el principio hasta el final– y en los otros dos participantes de la mesa, se convirtió en eje de todo el intercambio.
El aspecto que mayor atención atrajo y al que se dedicó más tiempo fue la controversia respecto a quién puede traducir (ver enlace), si alguien con cualquier tipo de formación como sucede en la actualidad en nuestro país y en el mundo y como seguiría siendo según el texto del proyecto, o sólo quienes tengan título específico de traductor como proponen tres profesoras de la Universidad de La Plata.
La opinión unánime de los asistentes fue en respaldo del texto del proyecto tal como está. Entre otras opiniones, alguien del público sostuvo que exigir título de Traductor para traducir un libro sería como exigir título de Licenciado en Letras para escribir una novela o título de Bellas Artes para pintar un cuadro; Alejandro González afirmó que quien está en mejores condiciones de traducir filosofía es un especialista en el tema o autor en cuestión que conozca bien la lengua original, y Pablo Ingberg expresó que según le indica su experiencia los traductorados ofrecen formación insuficiente en estudios literarios en lengua de origen y destino y en escritura creativa, pilares fundamentales de una buena traducción profesional.

Pablo Ingberg