jueves, 11 de diciembre de 2014

Presentaciones del proyecto de LDTA en México DF y Guadalajara 2014

En noviembre de 2014 presentamos en México el proyecto de Ley de la Traducción y los Traductores en dos marcos distintos: el Círculo de Traductores de México y el Congreso Internacional de Traducción e Interpretación San Jerónimo, organizado por la OMT (Organización Mexicana de Traductores) y la FIL (Feria Internacional del Libro) Guadalajara.

25 de noviembre: reunión extraordinaria del Círculo de Traductores en el Centro Cultural de España, México D.F.

El Círculo de Traductores mexicano responde a una iniciativa particular de un grupo de profesionales de la traducción preocupados por los aspectos tanto laborales como filológicos del sector que se reúne mensualmente en torno a un tema específico. En esta ocasión, el tema era el proyecto de ley presentado en Argentina, como colofón de una jornada de talleres que se inició en la mañana.
Ante una atenta y nutrida concurrencia, pudimos exponer los aspectos más relevantes del proyecto, así como la evolución de la propuesta en su trayecto legislativo, las adhesiones y apoyos suscitados y las polémicas que han ido surgiendo en torno de algunos de los puntos esenciales. La realidad mexicana presenta numerosos puntos en común con la argentina, pero también claras divergencias. Por ejemplo, su ley federal de propiedad intelectual es bastante más reciente y moderna que la nuestra, y parece en general más favorable al autor y acorde a los usos actuales, aunque una lectura más profunda revela zonas de indefinición y detalles que la aproximan, en cuanto a su aplicación efectiva, a la filosofía del copyright, tal vez por proximidad a los EEUU. De ahí la enorme conveniencia de compartir iniciativas, información y puntos de vista con los colegas de países que, como México, ocupan un lugar destacado en la escena de la cultura y la edición latinoamericana.
Finalizada la exposición, se procedió a un variado turno de preguntas, que incidieron en detalles de lo expuesto y plantearon otra clase de inquietudes profesionales. Finalmente, muchos de los asistentes se comprometieron a estudiar a fondo el proyecto y adherir a él en caso de acuerdo.

30 de noviembre: ponencia en el Congreso San Jerónimo, organizado por la OMT bajo el auspicio y en el marco de la FIL Guadalajara.

La OMT nuclea en México fundamentalmente a muchos de los colegas que trabajan en el sector científico técnico o legal (incluyendo a numerosos traductores públicos o jurados), lo que hacía particularmente interesante la exposición del proyecto de LDTA y su posterior discusión. El congreso de la OMT ya cuenta con una tradición de años y en cada edición se nutre de nuevos participantes; en esta ocasión, la sala estaba llena gracias, en buena parte, a la presencia del colega José Manuel Gómez Garza, que expuso con sumo detalle y claridad los aspectos esenciales de la legislación mexicana en materia de derechos de autor, dando un repaso a la ley federal antes mencionada y subrayando sus pros y sus contras, a fin de que los traductores mexicanos cobraran conciencia de cuáles son sus derechos y hasta dónde y de qué manera pueden acogerse al amparo de la ley.
Su intervención facilitó por tanto la posterior exposición de nuestro proyecto, que pudo leerse en contraste con la realidad local ante colegas de los diversos sectores de la profesión. Pudimos así hacer una lectura muy técnica y pormenorizada del articulado de la ley que proponemos, y revisar aquellos puntos que allí o aquí resultan llamativos o relevantes por los cambios que plantean. Hicimos asimismo hincapié en la cada vez más próxima realidad laboral, profesional, cultural, etc., de los países latinoamericanos y en la necesidad de unificar criterios y posturas, puesto que los avances de unos irán en beneficio de la situación de otros. Con la colaboración del colega Gómez Garzo pudimos bosquejar un marco muy completo de la realidad legal de la profesión y dar respuesta a muchas inquietudes del público asistente.

Agradecemos entonces tanto al Círculo de Traductores de México como a la OMT por su hospitalidad y la oportunidad de ofrecernos sendos foros en los que exponer y debatir el proyecto de LDTA.

a.e.